PRECAUCIÓN, IMÁGENES SENSIBLES.


Un video que muestra a un brasileño golpeando a su esposa y después arrastrando su cuerpo sin vida nuevamente a su departamento desató el debate sobre la violencia doméstica en el país hermano.

En el video, captado por las cámaras de seguridad, se ve a Luís Felipe Manvailer golpeando y pateando a su esposa, con la que llevaba 5 años casado,  Tatiane Spitzner en el edificio donde vivían en Guarapuava, Paraná. El video fue grabado el 22 de julio pero acaba de hacerse viral después de ser transmitido el pasado domingo en el programa «Fantástico», uno de los más vistos de Brasil.

Tatiane le contó a una amiga que la pareja estaba en crisis, ya no tenían sexo, que es víctima de violencia, que su marido le confesó odiarla y que ella buscaba divorciarse.

El registro de las cámaras muestra a Manvailer golpeando a Spitzner en la cochera del edificio y cómo arrastra a su esposa hasta el ascensor. Luego, la cámara del elevador muestra nuevamente a Mavailer golpeando contra una de las paredes a Tatiane que intenta luchar por liberarse sin suerte. El ascensor se detiene en el 5° piso, donde está el departamento que ocupaba la pareja. Se puede ver a Spitzner intentando varias veces escapar de su marido sin lograrlo.

En otra fracción del video, tomada por una cámara exterior del edificio, se ve a Tatiane Spitzner caer violentamente a la vereda desde arriba. No hay definiciones sobre si ya estaba muerta o muere por el impacto contra el suelo. Inmediatamente vemos a su marido arrastrar su cadaver nuevamente al ascensor y de nuevo a su departamento. Luego vuelve a limpiar la sangre del piso y paredes del elevador.

Tatiane huyendo de su esposo, desesperada.

El agresor fue detenido manejando el auto de Tatiane por la BR-277 rumbo a Foz de Iguaçu en un intento por, según los investigadores, huir a Paraguay.

La viralización desató un debate profundo sobre la violencia machista en Brasil y el hashtag #metaAcolher (meté la cuchara) en referencia e invitando a hacer lo contrario a lo que dice la frase popular en el país vecino que dice «Cuando hay una pelea de pareja, no metas la cuchara».

Lo que Brasil tiene para aprender, es que en la mayoría de los casos, los femicidios se pueden prevenir. Es muy raro que un asesinato sea la primera muestra de violencia.
Es triste, pero quizás algo de esta brutalidad despierte a la gente para que descubra la realidad del abuso doméstico. Quizá esto los movilice».

Maria Laura Canineu, Ministra de Derechos Humanos de Brasil

Categorías: Notas y Noticias