No sabemos si queriendo abrir el paraguas, o cometiendo un sincericidio, pero Macri lo advirtió el lunes: “el indicador de marzo mostrará un pico inflacionario”. Y fue así, la inflación se aceleró al 4,7% en marzo (en 12 meses llegó al 54,7%, nivel más alto desde 1991). 

Con el interanual en casi 55% y el indicador que marca un avance del 11,8% en lo que va del año Macri se sincera: “el combate al flagelo es “más difícil” de lo esperado”, aunque confió en poder erradicar el fenómeno. Los rubros que más se encarecieron ese mes fueron Educación, Prendas de vestir y Alimentos y bebidas, que llegan al 6%.

Mucho más elevada que los pronósticos elaborados por privados, la inflación se aceleró al 4,7% en marzo, con lo que en los últimos 12 meses acumuló un alza del 54,7%, el mayor nivel desde 1991.

El indicador, asimismo, muestra un avance del 11,8% en lo que va del año.

Los rubros que más se encarecieron durante marzo fueron Educación (+17,9%), Prendas de vestir y calzado (6,6%) y Alimentos y Bebidas (+6%).

El salto de marzo refleja el impacto de aumentos entre los cuales se destacaron los de los servicios regulados, por los incrementos en los pasajes de colectivo, trenes y subterráneos, a los que se añadieron las subas de 14% en las tarifas de electricidad y del 10% en telefonía móvil.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central entre agentes del sector financiero ubicó a la inflación de marzo en 3,8%, pero algunas estimaciones posteriores elevaron ese pronóstico.

En el gobierno nacional confían en que den resultados las políticas de déficit fiscal y emisión monetaria cero, acordadas con el Fondo Monetario, a las que se añadieron en desde el lunes las subastas diarias de divisas sustentadas en fondos del acuerdo stand by, con miras a contener la suba y volatilidad en la cotización del dólar.

La inflación en el NEA fue superior a la media nacional: llegó a los 5,1%

Los datos surgen del último informe del Indec. El Índice de Precios al Consumidor en todo el país marcó un 4,7%. La inflación de marzo en la región Noreste llegó a los 5,1%, superando a la media nacional que registró un 4,7%. Lógicamente, el incremento interanual en el NEA fue mayor al presentado a nivel país: escaló a los 57,6%.