Estabamos más ansiosos que por el final de Game of Thrones, pero este final no fue tan decepcionante, acá ganó la democracia. El escrutinio definitivo en la Legislatura Provincial confirmó la diferencia entre ella y Mario Vialey (12 votos), luego de que el Tribunal Electoral provincial ordenara abrir la controversial urna 873.

Ya el domingo, durante el escrutinio provisorio estuvo heavy el ambiente porque ambos candidatos del Frente Renovador se adjudicaron la victoria. Desde el sector de Sáfran, que encabezó el sublema Volver a Creer, habían explicado que la confusión se debía a “una planilla mal cargada” e insistían en que estaban tranquilos porque los resultados finales iban a aclarar esta situación.

Ayer el Tribunal Electoral procedió a la apertura de la a urna 873 de la Escuela N° 71 del Barrio Estación, donde quedó confirmado el triunfo de Sáfran por 7883 votos para María Eugenia contra los 7871 de Mario (sí, 12 votos). La confirmación generó un clima de festejo de un lado y de mucha bronca del otro (imaginate ser pariente del que no ganó y no haber ido a votar porque te dio fiaca, te regalo la mesa familiar en Navidad) por lo que hubo un duro cruce de gritos y acusaciones afuera de la Cámara de Representantes.

Vialey tiene la lapicera hasta el 10 de diciembre, por lo que se espera las aguas se tranquilicen en los meses que faltan para esa fecha y el cambio de mandatario se realice en paz para que los apostoleños «no paguen el pato» de las diferncias políticas.