El seleccionado nacional de básquet derrotó por 97 a 87 a uno de los grandes favoritos para meterse entre los cuatro mejores del Mundial que se disputa en China.

Argentina, ya clasificada en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 e invicto en el torneo enfrentará al ganador de la serie entre Estados Unidos y Francia.

La habilidad de Facundo Campazzo, la potencia de Gabriel Deck y Patricio Garino, más la experiencia siempre del capitán Luis Scola, que con 39 años se convirtió en el jugador con más partidos en la historia de los Mundiales (pasó al boricua Jeremy Minci).

El equipo albiceleste, que viene de ser campeón en los Juegos Panamericanos, jugará semifinales (el próximo viernes) con el vencedor del vigente campeón mundial, Estados Unidos, y Francia, que chocarán el miércoles.