La pandemia global de coronavirus COVID-19 generó que miles de empresas y personas modificaran sus hábitos y rutinas laborales a partir de las medidas de aislamiento social dispuestas para combatir el contagio del virus.

Evitar el contacto físico en cualquier forma apareció como uno de los puntos fundamentales para prevenir la propagación del coronavirus.

En ese contexto, arribó al país Hooli, una nueva app que pone a disposición de comercios y clientes la tecnología que permite comprar y vender de una forma diferente, sin usar tarjetas ni efectivo para abonar, sin firmar papeles, o tener que ir a un cajero para contar con dinero físico.

Los servicios

La plataforma posibilita también que los comercios vendan sus productos de forma más fácil y rápida sin necesidad de enviar links de pagos, o mensajes por whatsapp; atender los pedidos telefónicamente; cobrar en línea solo con el número de DNI de su cliente; y tener la acreditación en el momento.

Incluso puede habilitar que un tercero retire una compra, para que las personas en situación de riesgo no tengan que salir de sus casas.

“Para colaborar en medio de tiempos de pandemia, los comercios que se suscriban hasta el 10 de julio, no pagarán nada para operar con Hooli, bonificaremos el 100% de las comisiones hasta el 1 de octubre”, confirmó Gabriel De Simone, de 49 años, CEO de Hooli, en diálogo con Infotechnology.

“Esto sin necesidad de firmar documentación, abrir una cuenta bancaria, comprar un POS o imprimir un QR. Además, pueden habilitar a cualquier empleado para que cobre desde su celular y aceptar los pagos de todos los clientes”, añadió De Simone.

En el desarrollo de Hooli se invirtieron unos US$ 600.000 y, en el transcurso del primer año, sus creadores esperan contar con unos 245.000 usuarios. La facturación proyectada alcanza los U$S 2 M.

Hooli pretende que, en un futuro cercano, los usuarios puedan salir de sus casas sin preocuparse por llevar documentos, tarjetas o llaves; conocer quien les está haciendo una entrega con total seguridad; tomar un vuelo, hacer fácilmente un check in o acceder a un estadio mostrando simplemente la palma de su mano.

“Estamos orgullosos de ser una plataforma argentina, que llega para romper el molde de los procesadores de pago, y los bancos”, destacó De Simone.

En ese sentido, remarcó que “mientras algunos cobran entre el 3% y hasta el 15% de comisión y muchos comerciantes ni siquiera pueden abrir una cuenta por los costos y requisitos bancarios; Hooli ofrecerá no solo la mejor experiencia, sino que tendrá los mejores costos operativos”.

“También le acreditará el dinero al instante, sin importar el comercio o volumen de ventas, o si el cliente elige débito o crédito para pagar”, confirmó De Simone.

Desde Hooli sostienen que la clave radica en generar el mecanismo de confianza para todas las partes, y permitir que estos se conecten de manera rápida y simple, basados en una de las tecnologías más avanzada a nivel mundial.

Sin claves, la gran clave de Hooli

Sin usuarios ni claves, Hooli propone una manera diferente de realizar nuestras acciones cotidianas, en una primera etapa Hooli Bank y Hooli Store plantean una experiencia diferente para comprar y vender.

Si bien faltan algunos días para que Hooli llegue al mercado local, los desarrolladores ya trabajan en lo que vendrá: Hooli Go y Hooli Gate, con un modelo de Vertical Marketplace de servicios que ofrecerá nuevas experiencias para viajar, comprar y divertirse.

 

Fuente: Infotechnology