Se viene desarrollando la planificación para optimizar la circulación vehicular en el microcentro de la ciudad, a través de dársenas.

Esta modernización tiene como finalidad evitar la interrupción del flujo de autos, motos y unidades del sistema integrado de transporte en los corredores donde los colectivos desarrollan la prestación.

En calle Junín se culminaron dársenas para la detención temporal, con el fin de que las personas puedan abordar remises, taxis y autos particulares en la mano izquierda.

Por otro lado, se viene construyendo de dársenas sobre la calle Sarmiento, con el fin de ubicar los contenedores de residuos domiciliarios y los de separación en origen, los cuales tendrán un lugar fijo sin la necesidad de que sea removido.

Estos espacios fueron confeccionados en Junín, Ayacucho, Buenos Aires, Rivadavia y Santa Fe, en donde además fueron pintados de rojo para indicar la prohibición de detenerse y estacionarse.

En total, desde el inicio de la gestión ya fueron realizadas 94 dársenas.