El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aseguró que la provincia regresará hoy a la fase 1 de aislamiento estricto hasta el domingo 2 de agosto al superar la provincia los 1000 casos de contagio de coronavirus.

“Estamos en una situación muy compleja y esta semana va a seguir siendo complicada, así que quiero anunciar la vuelta a la fase 1 estricta desde mañana hasta el 2 de agosto”, anunció el mandatario jujeño en el marco de un nuevo informe del Comité de Emergencia (COE) provincial.

Agregó que las actividades a permitirse tendrán variaciones respecto a las incluidas en el último decreto vinculado del Gobierno Nacional y que a su vez se irán haciendo “algunas excepciones en el transcurso del tiempo que dure la cuarentena estricta”.

En tanto, señaló que se va a imponer «toda la disciplina y el rigor por parte de los organismos de control» para que luego del 2 de agosto se pueda volver a flexibilizar el aislamiento.

“Tienen que ser doce días que sirvan porque es un gran esfuerzo para mucha gente que no va poder abrir sus actividades y que ya vienen de hacer un primer gran esfuerzo”, apuntó el mandatario al recordar que del 17 al 29 de junio la provincia ya había tenido que retroceder a fase 1 estricta.

En ese aspecto, indicó que a la fecha hay “zonas críticas muy complejas” como es el caso de Libertador General San Martín, donde dijo que “el desborde es muy alto” y anunció que allí, a su vez, se impondrá la prohibición de circular después de las 21 horas.

Otras localidades que mencionó como complicadas son Perico y San Salvador de Jujuy, donde no descartó que también se tomen medidas más rigurosas como en Libertador.

Por otro lado, se refirió a una alta cantidad de contagios registrados entre trabajadores de una empresa minera del norte provincial y dijo que en adelante todos los operarios que suban a trabajar deberán contar con un test PCR negativo.

Precisó que durante el aislamiento estricto «la consigna será detectar, aislar y testear” y que indefectiblemente «la curva de contagios va a subir», pero que “lo que importa es detectar los casos que haya para evitar más contagios”.

Durante el informe del COE se informó del arribo de tres médicos terapistas y cuatro enfermeros especialistas en terapia intensiva, enviados por el gobierno de Córdoba para colaborar en las estrategias sanitarias.

Jujuy registró ayer 72 nuevos casos de coronavirus, con lo que alcanzaron los 1006 desde el inicio de la pandemia en la provincia, entre jujeños infectados y personas en tránsito.

En tanto, fallecieron otras cuatro personas por lo que ascienden a 39 el total de muertes en la Jujuy.