🇦🇷 Femicidios en 2024: 137 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 553
🇦🇷 Femicidios en 2024: 137 | ⭐⭐⭐ Días siendo campeones del mundo: 553

Las algas verdeazules o cianobacterias pueden provocar una amplia variedad de afecciones a la salud, y por esa razón la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) advirtió que hoy es el día de riesgo más alto, emitió la máxima alerta, y recomendó no ingresar a las aguas de los embalses neuquinos afectados.

Desde la AIC explicaron que las floraciones de las algas verdeazules “son un fenómeno habitual en período estival en los embalses de Ramos Mexía de Villa El Chocón, Los Barreales y Mari Menuco, con distintos niveles de alerta (entre 0 y 3), asociados a densidad celular de cianobacterias”.

En el marco de un programa de monitoreo, la AIC comunicó que entre el 3 y el 7 de enero existe una alta probabilidad de presencia de floraciones de cianobacterias, “con una mayor intensidad (nivel 3), prevista para el día viernes 5 de enero”.

Además, precisó que hoy “el agua tiene una masa espesa o capa continua color verde intenso o amarronada”, y solicitó no ingresar al agua y “alejar a niños y mascotas del agua sucia o manchas en orillas”.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Neuquén informó a través de un comunicado que la exposición a las cianobacterias “suele ocurrir por la ingesta de aguas en áreas recreativas, además de la inhalación de los aerosoles que desprenden estas aguas y por contacto cutáneo-mucoso”.

“El cambio climático es un factor que favorece las condiciones para que las bacterias puedan generar crecimientos masivos llamados ‘floraciones algales’, que se pueden ver a simple vista en el agua”, señalaron desde la cartera sanitaria.

Asimismo, detallaron que que la exposición a las aguas afectadas por cianobacterias puede provocar una amplia variedad de afecciones gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, de los oídos y de los ojos”.

Los síntomas más comunes son “náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, erupciones en la piel, molestias oculares/conjuntivitis, dolor de oídos/otitis, irritación de nariz/garganta, tos, dificultad para respirar, debilidad muscular, temblores, alteraciones de conciencia, parestesias (sensaciones tales como hormigueos, quemazón, etc.), entre otros”.

“También puede haber hepatitis y daño renal, que se detectarán durante el control médico”, aclararon en el comunicado.

Por último, indicaron que no hay tratamientos específicos, por eso “la prevención es la principal medida sanitaria para evitar estos problemas de salud”, y agregaron que “el cuadro clínico suele manifestarse durante las primeras 24 horas de exposición a las aguas contaminadas”.

telam
Share.