No hay dudas de que correr está de moda y es un excelente ejercicio. Ya hablamos de esto una vez, a modo de introducción de otra nota, e incluso nombramos en la misma, a la estrella de esta redacción: la maratón Yaboty.

Como desde hace ya varios años, la localidad de El Soberbio es la sede de esta carrera, que en 2018 tendrá como fecha del 7 al 9 de septiembre, y aglutina a corredores de todo tipo: profesionales y amateurs; experimentados y novicios; mujeres y hombres; jóvenes y adultos; muy resistentes… y resistentes.

¿Por qué esta última categoría? Porque en las distintas ediciones, hubieron más de una distancia a recorrer, cada una con su correspondiente clasificatorio. En 2017, por ejemplo, hubo extensiones modestas (?) como 15 y 30 kilómetros, y las más avanzadas, de 50 y 80. En 2018, además de agregar categorías para niños (0.5 y 1.5 km), habrá circuitos de 15, 35, 60 y 85 kilómetros. Casi como ir de Posadas a Ituzaingó, pero con un par de salvedades: hay más subidas y bajadas, hay arroyos que cruzar, hay vegetación que atravesar, suele haber una amplitud térmica de 15 grados entre la largada y la llegada, y como si fuera poco, estás en el medio del monte. Definitivamente, más que una carrera, la Yaboty es una experiencia.

La organización de la maratón, la define como una “carrera de aventura a pie (trail run), en geografía de selva y cerros, en formato individual, con recorrido marcado por la organización y asistencia en llegada y puestos intermedios”. La capacidad hotelera de la zona (incluyendo localidades aledañas) queda colmada en esos días, llenos de ansiosos atletas, deseosos de probarse a sí mismos, porque por más entrenado que uno crea estar, el contexto no es el rutinario, y no todos los días uno tiene la oportunidad de correr por la selva misionera.

Con la inscripción, que se puede hacer vía web en la página www.salvaje.com.ar, además de regalos de los sponsors y el clásico dorsal para usar el día de la competencia, el corredor se hace acreedor de una remera que se retira los días previos a la maratón. Y por supuesto, está de más decir que hay premios para los ganadores de las distintas categorías.

Tengan en cuenta que las inscripciones se cierran 20 días antes de la carrera, o cuando se agoten los cupos (son 1500 en total), algo que suele ocurrir, así que si están interesados en vivir esta experiencia, entrenen, prepárense, y no duden demasiado.

Así que a todos los que decidan ir, solo me queda una cosa por decirles: ¡nos vemos en El Soberbio en septiembre!

Categorías: Notas y Noticias