Como les dijimos en la introducción a la nota sobre la carrera más difícil del mundo, el running está definitivamente de moda. Todos conocemos a alguien que sin importar el día o la hora, se hace un espacio en la agenda para salir a correr un par de veces a la semana. Y correr, además de traer beneficios para la salud física, acarrea un importante mejoramiento de la salud mental. Como diría Elle Woods en Legalmente Rubia, “hacer ejercicios te hace feliz”.

Es común entre corredores escuchar que empezaron la práctica con alguien, que sirve de incentivo y al mismo tiempo como compromiso (es difícil decirle que no a la siesta, ¿no?), pero una vez que se empieza, y a medida que uno va evolucionando físicamente, los objetivos y las ganas van cambiando, y uno va superando sus propias barreras con cada sesión.

Son muchas las carreras que se hacen año a año en todo el mundo, y acá en Milénico ya les presentamos algunas de las que se hacen en Misiones: Yaboty y Santa Cecilia Trail. Pero lo que tienen en común la mayoría, es que son competitivas, y sin perjuicio de que uno se enfrente a uno mismo y no con los demás, tienen entregas de premios, ganadores y una clasificación final.

Pero también hay carreras que tienen otro objetivo: vivir la experiencia, disfrutar del lugar, testear los propios límites, y al terminar, compartir un momento e intercambiar anécdotas con los demás. Estas, se llaman integrativas, y en esta categoría se encuentra el Running Camp Misiones. En este tercer encuentro, que se realizará el 01 de julio a partir de las 8 de la mañana en la localidad de Profundidad, a 10 km del acceso a Candelaria, además de corredores, habrá ciclistas ya que también se prevé un circuito para Mountain Bike.

No importa tu nivel, tus tiempos, tu trayectoria haciéndolo ni tus resultados. Acá no hay ganadores ni perdedores, todos buscan lo mismo: compartir un momento y correr por un fabuloso sendero, muy pintoresco y propio de la zona, para desafiarse a uno mismo sin presión alguna. Y como si fuera poco, tiene un broche de oro: todos los recorridos terminan en el magnífico parque provincial Cañadón de Profundidad.

Running Camp Misiones

La carrera es totalmente gratuita, pero se aceptan alimentos no perecederos y ropa, que serán entregados a la comunidad por la organización. Una cosa más a tener en cuenta: no está previsto que haya puestos de agua o de comida, por lo que queda a cargo de cada participante llevar la propia (la hidratación en carácter obligatorio).

En cuanto a los circuitos, el de Mountain Bike tendrá 3 opciones: 17, 35 o 50 kilómetros, y los recorridos los hacen todos juntos, dependiendo de la distancia que cada uno elija, guiada por un referente local.

Respecto al camino de los corredores, habrá un circuito de 14 kilómetros y otro de 28. A cargo de cada grupo habrá una persona que los guiará si quisieran ir todos juntos, pero también se pueden armar otros grupos más pequeños, o incluso correr a ritmo individual.

Insistimos, no se pierdan esta oportunidad de conocer gente nueva, un lugar hermoso y pasar un día distinto, al mismo tiempo que nos probamos a nosotros mismos. Como dicen los organizadores, hay algo que tienen que tener por seguro: vas a encontrar motivación y energía para seguir corriendo o andando en bici todo el año.

Running Camp Misiones

Para más información, pueden leer este documento emitido por la organización y pueden buscar todas las novedades en la página de Facebook: Running Camp Misiones.

¡A calentar los motores!

Categorías: Notas y Noticias